Marca Empleado

Marca Empleado

A lo largo de la historia, el ser humano ha buscado cualidades personales más allá de las capacidades profesionales. 

Napoleón quería soldados con suerte, mientras que Steve Jobs gente apasionada por su trabajo.

Tras nuestro Currículum, está nuestra Marca Empleado.

¿Qué es?

Pese a ser un concepto amplio, podemos hablar de Marca Empleado como el conjunto de características profesionales y personales que definen a un individuo dentro del mercado laboral.

Gracias a la evolución de las nuevas tecnologías y la realidad empresarial, hoy en día podemos aspirar a ser mucho más que un Currículum Vitae. 

La construcción de este área es un proceso secuencial y alargado en el tiempo, pues no tiene un momento de finalización.

Tienes donde elegir

Como podrás imaginar existen multitud de vías para explorar este mundo de la Marca Empleado, todas ellas ligadas íntimamente con el desarrollo de las nuevas tecnologías.

Lo cierto es que los diferentes caminos son complementarios entre sí, pero es importante que sepas encuadrar cada uno para, posteriormente, estudiar cuáles son más útiles para tu perfil. 

A grandes rasgos, podemos hablar de los siguientes:

Son un medio de gran impacto en nuestra sociedad a todos los niveles. En el mundo profesional domina con absoluta claridad LinkedIn, aunque existen otras plataformas como InfoJobs o Indeed.

La diferencia fundamental es que, mientras las segundas están muy centradas en la búsqueda de empleo, la primera ofrece un amplio abanico de interacciones profesionales más allá de las ofertas de trabajo.

Sin embargo, cada una de ellas es útil en su campo de actuación y en función de la situación y la persona.

Estas instituciones tienen una misión fundamental, que no es otra que formar a sus alumnos. Sin embargo, tanto Universidades como Escuelas de Negocios (estas últimas en mayor grado), se han posicionado como lugares de desarrollo profesional más allá del aula.

Debido a ello, son frecuentes las actividades encaminadas a potenciar la Marca Empleado de los alumnos y profesores que confluyen en estos centros.

El profesional actual que desea expandir su experiencia laboral más allá de su puesto de trabajo tiene a su alcance toda una red de eventos y foros especializados por sectores, los cuales le permiten desarrollar un crecimiento que podrá revertir en su organización.

Los dos primeros agentes que hemos comentado son los principales precursores de estas actividades que ayudan al trabajador estar formado y en contacto con otras personas de interés.

La formación convencional compuesta por la combinación aula, profesor y alumno llega un punto de la carrera profesional que queda aparcada.

Por ello, para mantener una actualización formativa, siempre imprescindible, debemos acogernos a las publicaciones y comunicaciones más relevantes de nuestro sector. Son la fuente de las que emana nuestra vitalidad como profesionales.

Aprender, compartir e incluso participar en ellas son elemento indispensable de nuestra Marca Empleado.

Método

Primero, las ideas

Volvemos a incidir en el mismo punto de partida que en el Currículum Vitae. A la hora de comenzar a trabajar en nuestra Marca Empleado lo primero que debemos hacer es definir el sector al que queremos dirigirnos.

Esta fase no es exclusiva para quienes comiencen en el mercado laboral, sino también para aquellos que pretendan redirigir su camino profesional.

Llegados a este punto es habitual encontrarse con un dilema de difícil solución: ¿Priorizo lo que me gusta o lo que tiene más salida?

Lo ideal es dotar a aquello que te apasiona de una viabilidad económica sostenible pero, siendo conscientes de lo complejo de esta combinación, es importante que te apoyes en los elementos que hemos mencionado anteriormente.

Ahí podrás encontrar pistas para encontrar tu propio camino, siempre y cuando tengas en cuenta que no es un proceso ni rápido ni sencillo.

Referencias y prioridades

Al definir correctamente nuestro target sobre el que queremos focalizarnos para trabajar nuestra Marca Empleado es importante que detectemos las personas, instituciones y foros de referencia contrastada para que nos sirvan de guía.

Esto puede ser complejo hoy en día, ya que proliferan una gran cantidad de elementos influyentes en diferentes medios, sin que ello suponga una verdadera referencia en el sector.

Debemos huir de los precios sospechosamente bajos, las personas que prometan mucho con poco y las publicaciones excesivamente llamativas.

Puesta en marcha

La Marca Profesional es un complemento muy útil si se trabaja correctamente para conseguir una serie de objetivos fundamentales en la carrera laboral de cualquier persona.

Cuando tengamos claro qué es, cuáles son las referencias de nuestro sector y qué queremos ser, debemos poner en práctica la metodología comentada anteriormente. 

Es primordial centrar todas esas técnicas en nuestra búsqueda de empleo, la ampliación de nuestros contactos y nuestro crecimiento profesional. Sólo así tendrá sentido una Marca Empleado correctamente trabajada.

Recomendaciones

Como todo aquello que está de rabiosa actualidad, en este campo existen una serie de luces y sombras que conviene poner sobre la mesa. Hemos hablado de encontrar referencias o alejarnos de dudosas conveniencias, siendo alguno de los temas claves.

Estos consejos pretenden dar en la tecla correcta para que la utilización de la Marca Empleado no sea contraproducente.

Las redes sociales, foros y publicaciones nos deben servir para que interactuemos con ellas y podamos aportar valor, al igual que ganamos conocimientos. Sin embargo, es fundamental hablar de aquello que se conoce.

Corremos el riesgo de lanzarnos en temas que no dominamos del todo pero tienen una gran visibilidad. Ante todo, la prudencia es la valedora de nuestra reputación, por lo que recomendamos encarecidamente que prevalezca una aportación sencilla pero sólida frente a la llamativa pero vacía.

La Marca Empleado, pese a poder ser repetitivos, es un complemento de nuestro perfil y, por ende, de nuestra labor principal de trabajo. Todo este conjunto de acciones y actividades no pueden sustituir a nuestra profesión, pues perderíamos la razón de ser dentro de la empresa.

Es importante no abusar de estos medios y saber tener una presencia llevadera en redes y foros.

Un error habitual que se comete en este campo es recurrir a él cuando existe necesidad de encontrar trabajo o crecer profesionalmente. Es fácilmente detectable a quienes actúan de esa forma, pues suelen hablar con desconocimiento y abusar de estos medios.

Trabajar la Marca Empleado es sinónimo de interés por tu profesión y estar actualizado en contenidos. No es un salvavidas de empleo, por lo que requiere tiempo y dedicación.