Currículum Vitae

Currículum Vitae

Allá por 1482 llegó a oídos de Leonardo Da Vinci la posibilidad de formar parte del grupo de ingenieros de Milán. Movido por el interés en unirse a tal proyecto, redactó sus logros en una carta y la envió al regidor. 

Había nacido el primer Currículum Vitae.

¿Qué es?

Documento que recopila el conjunto de experiencias, enseñanzas y competencias de una persona a lo largo de su vida. El objetivo fundamental de cualquier Currículum Vitae es proyectar una imagen profesional fidedigna del autor. Además, debe estar dotado de cierta singularidad que despierte interés en él.

Pese a que el formato tradicional es escrito, no es menos cierto que cada vez más se están desarrollando nuevas modalidades como breves piezas audiovisuales o páginas web personales.

Tienes donde elegir

Con la finalidad de centrar todos nuestros recursos en optimizar al máximo tu Currículum Vitae, vamos a focalizarnos en el estudio del formato clásico, el cual resulta ser el más común en las empresas actuales. 

La clasificación fundamental que realizamos de estos documentos se basa en la estructura elegida para organizar la información que queremos presentar.

Podemos distinguir los siguientes tipos:

En este modelo se ordena la información contenida partiendo desde el primer empleo o formación hasta el más reciente.

A diferencia del formato anterior, en este caso la estructura de la información se erige partiendo desde aquella que es más reciente hasta la más antigua. Es el modelo más utilizado en la actualidad.

La estructura de la información se basa en agrupaciones por bloques temáticos. A diferencia de los anteriores, no sigue un orden cronológico. Este tipo de Currículum es habitual en casos en los que las experiencias sean dispersas y diversas en tiempo y lugar.

Formato poco convencional que pone el énfasis en los proyectos realizados por el candidato, por encima del lugar en el que se hayan desarrollado. Con ello se pretende dotar de relevancia a las competencias y capacidades del individuo.

Método

Primero, las ideas

Te sientas frente al ordenador para hacer tu Currículum Vitae y, para tu sorpresa, no sabes ni por dónde empezar. De hecho, puede que ese sea el motivo por el que estás aquí.

Confeccionar este documento tiene un trabajo previo que debes hacer si quieres sacar el máximo partido del mismo. 

En primer lugar, toma un folio en blanco y crea los siguientes bloques:

  • Experiencia Profesional.
  • Estudios Reglados u Oficiales.
  • Titulaciones Complementarias.
  • Manejo de Programas Informáticos.
  • Idiomas.
  • Información Personal.
Complétalos de forma secuencial e individualizada, repasando todo aquello que pueda ser relevante en cada caso. En este punto no estás rellenando un Currículum, estás poniendo orden en tus ideas.

Plantillas

Existen un sinfín de páginas web en las que encontrar modelos de plantillas editables de Currículums. Se trata de una edcisión importante, ya que el envoltorio que se le otorgue a tu perfil profesional es crucial para llamar la atención de empresas y reclutadores. 

La plantilla que elijas deberá ir en concordancia con tu experiencia y sector al que quieras dirigirte. Tómate tu tiempo y explora las oportunidades que te da Google.

Formato

Una vez hayas puesto orden en tus ideas y elegido una plantilla acorde a tus expectativas, debes decidir la forma en la que vas a trasladar toda esa información al Currículum. Esto es elegir entre los formatos comentados anteriormente:

Recomendaciones

Hasta ahora hemos hablado de los pasos a seguir en un proceso genérico, el cual debe ser adaptado a cada caso en función de características específicas. Por dicho motivo, antes de finalizar esta sección nos gustaría aportar tres recomendaciones a la hora de confeccionar un Currículum Vitae:

Contamos con un enormes facilidades para encontrar infinitos modelos de Currículums totalmente editables. Sin embargo, esto provoca una sobrecarga de información importante, dificultando la correcta elección.

Desde este portal te recomendamos www.canva.com. Esta web gratuita permite una personalización total de todos los elementos de la plantilla y una gran facilidad de uso.

Para aquellas personas que no cuenten con experiencia profesional superior a unos dos años aproximadamente, se recomienda no exceder el Currículum de una cara. Debemos ser claros y concisos en la confección del mismo.

Hay que tener presentes la mente de la persona que va a leer nuestro Currículum. Por ello, es fundamental mantener un orden y limpieza sobresaliente en la redacción y estructura del mismo. Puede parecer un consejo simple, pero es crucial facilitar la comprensión al lector.