El fracaso no es lo contrario al éxito,
es una parte de él

Una vez terminada la carrera viene la gran pregunta: ¿Qué hago ahora? ¿Busco empleo en una empresa grande y me “coloco” en un puesto junior con un empleo seguro y estable, o busco un empleo en una empresa emergente que me forme, aprenda y tenga responsabilidad?

Soy Alberto García, Director de I+D de Innitius, una Spin Off de la Universidad de Granada. Allí estudié Ingeniería Industrial y después hice un Máster en Ciencia de Datos. Y actualmente estoy realizando un Máster en Gestión de Proyectos.

Innitius desarrolla un dispositivo médico portátil no invasivo para el diagnóstico del riesgo de parto prematuro y las probabilidades de éxito de la inducción. Es la ganadora del premio Emprendedor XXI de la Caixa y del programa EIT Health, el programa más importante y prestigioso del sector healthcare en Europa. Innitius nació en 2018 y lo hizo para materializar la idea de que las variables físicas del tejido están relacionadas con cómo se comporta durante el embarazo.

La investigación comenzó en un laboratorio de la Universidad de Granada e inicialmente estaba centrada en parametrizar materiales para industria, pero una charla fortuita con personal clínico hizo que se comenzara a investigar para aplicar esta tecnología en medicina. Actualmente Innitius tiene la sede en Bilbao y en cuestión de año y medio, ha pasado de tener un solo empleado a ocho. ¡Y con vísperas de seguir ampliado hasta diez en 2020!

“Trabajar en este proceso desde el inicio tiene un valor incalculable en cuanto a formación y desarrollo personal y laboral.”

En mi caso, se puede decir que fue el trabajo el que me encontró a mí. Estaba estudiando el máster y me llegó la oferta de una empresa emergente en Granada. Decía Carlos Ruiz Zafón: “La mayoría de los mortales nunca llegamos a conocer nuestro verdadero destino, simplemente somos atropellados por él”. Algo similar ocurre con el trabajo, ya que casi ninguno de nosotros sabe a qué quiere dedicarse cuando termina sus estudios, sino que una vez estamos dentro del mercado laboral nosotros mismos nos vamos guiando en una dirección.

Comencé en Innitius a través de unas prácticas, trabajando la parte más técnica del producto codo con codo con el equipo del laboratorio y actualmente dirijo el departamento de I+D. He estado presente desde la materialización de la idea en un prototipo, hasta el desarrollo del producto. Actualmente trabajo en el desarrollo tecnológico y los ensayos clínicos para la llegada al mercado, trabajando la parte de producto.

Según mi experiencia, la principal diferencia entre una pequeña empresa, Startup o PYME, frente a una empresa mayor es la responsabilidad del puesto, en igualdad de condiciones. Normalmente en una empresa grande las labores y responsabilidades están muy delimitadas por el cargo que se ocupa. En la pequeña empresa esto no ocurre ya que los departamentos son menos numerosos y las responsabilidades de quienes lo forman aumentan. Puede darse el caso incluso de que una sola persona forme un departamento, con lo que todo ello conlleva: mucho trabajo y mucha responsabilidad. Además, se está mucho más involucrado en el desarrollo y avance de la empresa, lo que permite conocimiento en otros departamentos.

Dependiendo del punto de vista de cada uno esto puede ser bueno o malo. Según el mío, no hay duda: es muy bueno. Ocupar un puesto con responsabilidad y el hecho de tomar decisiones cuando todavía se tiene poca experiencia puede ser contraproducente, pero aporta más cosas positivas que negativas. Dicho de otra forma: a nadar se aprende nadando.

La experiencia y el conocimiento que te aporta el desarrollo de un proyecto desde sus inicios, no lo obtienes en ningún otro empleo. El emprendimiento y la innovación son fundamentales para que la sociedad y la ciencia sigan avanzando. Además, el hecho de que una empresa no prospere no significa que el trayecto no haya sido fructífero, que uno no haya realizado su trabajo correctamente y sobre todo, que no se aprende y se desarrolle en el camino.

El fracaso no es lo contrario del éxito, es una parte de él.

One Reply to “”

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *